Las escuelas no preparan a los niños para la vida. ¿Cuál es la educación que realmente necesitan?

martes, junio 20, 2017
Solo después de haber dejado la escuela y, en la adultez, ganando un poco de distancia, es cuando las personas pueden ser plenamente conscientes de las lagunas en su educación. La historia es un buen ejemplo. Un grupo de personas reunidas pueden probablemente relatar lo ocurrido a través de los siglos de manera aislada, lo que se descubre es que una trató sobre el imperio romano; otra, la edad media y otra, la segunda guerra mundial. Lo que significa que tendrá una idea vaga acerca de cómo todo se relaciona y de las épocas en que se desarrollaron

Eso no quiere decir que debamos volver a aprender de memoria. La capacidad de memorizar fechas informa poco sobre el potencial intelectual de cualquier alumno. Solo nos dice que son buenos en retener información. Pero lo que el problema de la historia sí ilustra es que lo que aprendes en la escuela depende totalmente de dónde termines, qué tan buenos son tus maestros, qué examen están usando y si tu escuela está bien financiada o privada.

En un mundo ideal, el sistema educativo sería radicalmente reformado, para ofrecer un currículo verdaderamente nacional; donde un niño de una región tiene tanto derecho a aprender español como un niño en otro. Las opciones no se cerrarían simplemente debido a la zona de captación. Además, el interés por, por ejemplo, el drama, no impediría que un alumno también estudiara geografía. Una mayor cartera de materias básicas no solo estaría disponible, sino que también evitaría que los alumnos se vean forzados a restringir sus opciones a una edad en la que todavía no saben quiénes son en realidad.

Al igual que con el bachillerato francés, tendrían una gama de temas a elegir en función de sus puntos fuertes, pero también se les requeriría estudiar una serie de temas clave independientemente de las materias elegidas. Los estudiantes franceses pueden elegir entre una variedad de idiomas europeos vivos, idiomas regionales y otros como el griego antiguo o el latín. Tales opciones raramente están disponibles para los niños en otras escuelas.

Yo introduciría un esquema de lectura obligatoria, donde los niños de los últimos grados pasan tiempo cada semana leyendo con los niños de 11 años que acaban de comenzar la educación secundaria. Hicimos esto en mi escuela en un intento de mejorar la alfabetización y fue una gran iniciativa, ayudar a los niños a crecer en la confianza. También reintroduciría los libros que enseñan la importancia de la bondad y la tolerancia. El idioma tendría más énfasis en voces diversas y literatura más moderna.

En ciencias, habría más trabajo práctico (un informe Wellcome Trust de 2017 encontró que los alumnos en áreas desfavorecidas tenían menos probabilidades de reportar haber diseñado y llevado a cabo sus propios experimentos), más viajes a museos científicos y una enseñanza completa de la evolución. Se animaría a las muchachas a perseguir temas de Stem (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Las matemáticas tendrían más de un enfoque práctico en las aplicaciones prácticas, como las tasas de interés en las tarjetas de crédito. Las habilidades para adultos, como parte de un plan de estudios personal, social, de salud y económico (PSHE) mejorado, enseñarían los entresijos de un contrato de crédito al consumidor, cómo hacer una declaración de impuestos sin tener un colapso nervioso y las implicaciones de las deudas de una tarjeta de crédito.

La tecnología de la información se integraría en la mayoría de las áreas temáticas y se enseñaría a los alumnos a codificar. Habría una serie de talleres prácticos en plomería (todo el mundo debería saber cómo desbloquear un inodoro), diseño y tecnología, carpintería, y arte y gráficos.

Los conservadores pueden haber cedido finalmente a la necesidad de educación obligatoria sobre relaciones -y es esencial- pero los alumnos merecen algo más que la mecánica. La educación sexual incluiría el consentimiento sexual y la importancia de respetar los límites; Opciones anticonceptivas; La violencia doméstica y cómo es una relación saludable; Mutilación genital femenina; Matrimonio infantil; Problemas LGBT; La importancia del placer femenino; Y todos los avances tecnológicos con los que se enfrentan los jóvenes, como el sexting, los medios sociales y la pornografía. Se seguiría naturalmente desde los cimientos de la escuela primaria, con los alumnos a partir de los cuatro años recibiendo una educación de relación apropiada para la edad, como en los Países Bajos, donde esto contribuye a la tasa muy baja de embarazos en la adolescencia.
Mi PSHE renovada enfatizaría la necesidad de apoyar a aquellos con mala salud mental, y animaría a los niños a sentirse capaces de expresar sus emociones en un espacio que no juzga. Debido a que los trastornos alimenticios, la adicción al gimnasio y el abuso de esteroides siguen siendo grandes problemas para muchos adolescentes, la imagen corporal sería un tema de discusión para ambos sexos, incluyendo el airbrushing y el papel de los medios sociales en la formación de percepciones de lo que parece un cuerpo deseable. PSHE también incluiría más clases de cocina y nutrición.

En esta era de la obesidad adolescente, la enseñanza de cómo cocinar desde cero y cómo tener una dieta saludable es una cuestión de urgencia. Esto se llevaría a cabo en combinación con clases expandidas - sin un énfasis tan grande en los deportes de equipo. Danza, natación, yoga, escalada y entrenamiento de intervalo de alta intensidad también son importantes. Además, se animaría a los alumnos a dedicar más tiempo al aire libre, y habría una mayor colaboración con organizaciones como las escuelas forestales.
Los jóvenes se han sentido alienados de la política de partidos durante demasiado tiempo, y aquellos de nosotros que trabajamos o hemos trabajado con jóvenes sabíamos que la alienación no era apatía o falta de pasión; Los jóvenes sentían que las instituciones de poder no tenían nada que ofrecerles.

Por supuesto, las clases de política y de ciudadanía pueden enseñar la mecánica del poder: cómo se hacen las leyes, qué es lo que pasó en el pasado, cómo funciona el sistema de justicia, pero también se enseñaría el activismo. El objetivo sería conseguir que los alumnos debatan las cosas que les importan: el sexismo, el racismo, la homofobia, la vivienda, la pobreza, el medio ambiente, y examinar por qué es que sus voces son tan a menudo ignoradas. Habría una comprensión interna de los privilegios y la movilidad social, y se animaría a los alumnos a hacerse oír escribiendo a sus autoridades, componiendo discursos, lanzando sus propias campañas y emprendiendo trabajo voluntario.
El enfoque de cualquier currículo no debe estar simplemente centrado en el logro y la "resiliencia " - la palabra de moda actual - sino en la producción de ciudadanos confiados, bien redondeados que se sienten como si pertenecen y tienen valor en la sociedad. Al igual que en Francia, los estudiantes estudian filosofía, permitiéndoles entrar en el trabajo o la educación superior (si así lo desean) con la capacidad de construir un argumento lógico y examinar críticamente los medios de comunicación con los que se presentan (de modo que los intentos de manipular a los votantes - sobre la base del miedo - caerá a la baja).

Como esto es una utopía, también me aseguraría de que los que están en las comidas escolares gratis no tengan que usar un espacio separado, como sucedió en mi escuela, y así marcarlos como los niños pobres. Me gustaría traer el subsidio de mantenimiento de la educación que existen en otros países. Y yo tendría maestros dirigidos por sus nombres de pila. Pero lo más importante, la evaluación continua, las prácticas y los exámenes orales medirían el logro, junto con los documentos escritos. A nadie se le haría sentir que habían sido anulados o que eran un fracaso debido a su incapacidad para retener y regurgitar hechos.

Texto original de: Rhiannon Lucy Cosslett
Adaptado por Fredd Tipismana

Fuente: https://www.theguardian.com/commentisfree/2017/jun/12/schools-children-education-coding-toilet-unblocking-rote-learning?CMP=share_btn_tw

¿Puede mi hijo tener defectos? ¡Imposible!

martes, junio 13, 2017
 
Ilustración: Miguel Yein
Es cada vez más frecuente que los padres se resistan a creer que sus hijos no son "unos angelitos". Frases como "mi hijo no molesta a nadie o no consume drogas”, “él siempre asiste a clase”, o “si lo hace es por culpa de los compañeros, es responsabilidad del profesor” se convierten en un problema para los colegios y, como advierten los expertos, lo será, y mucho más intenso, para los padres de familia.

Esta negación de los padres se debe a que les resulta difícil reconocer que se han equivocado en la crianza, dice Luis Alberto Rengifo, psicólogo experto en adolescentes y familia. Y aclara que esa actitud es peligrosa porque los menores pueden desarrollar problemas de comportamiento o de ajuste social.

“El comportamiento de los hijos es un gran reflejo de lo que ocurre en la casa”, asegura el experto y agrega, “esto se suma a una condición cultural de los latinoamericanos y es que a nosotros no nos gusta reconocer nuestros errores, y menos cuando giran en torno a nuestros hijos”.

Las consecuencias de esta negación de los padres pueden ser muchas y muy graves. Por ejemplo: malas calificaciones y expulsión del colegio. Llegan a la universidad, pierden clases, falsifican documentos. O un joven que tiene una cara en la casa y en el colegio otra, que tiene un doble comportamiento, puede terminar en un problema de personalidad.

También se pueden dar casos en los que los jóvenes terminan con problemas de adaptación, consumiendo drogas o delinquiendo. Las consecuencias, advierten con inquietud algunos expertos, pueden llegar incluso hasta el suicidio.

Y los padres, ¿qué?

Alejandro Álvarez, rector del Instituto Pedagógico de Bogotá, ha podido constatar que la negación de los padres es frecuente; de hecho, los colegios son el frente en el cual se evidencia aún más.

Según asegura, es común que algunos padres no acepten las observaciones que les hacen los maestros, especialmente cuando se refieren a algún tipo de dificultad. Para el rector, esto obedece a dos razones.

La primera es que se está invirtiendo el fenómeno que se veía hace 20 o 30 años. En ese entonces, los padres descargaban la responsabilidad en los colegios: ‘corríjanlo así sea con golpes, trátenlo duro, no sé qué hacer con él’, y los docentes se veían casi que en la obligación de criar a los niños. Eso no estaba bien. 

Pero hoy se pasó al otro extremo. ‘Mi hijo es inocente, él no mata ni a una mosca. El error es de ustedes, es culpa del colegio, de los compañeros’. Esto es, según explica el rector, un efecto negativo de la conquista y defensa de los derechos de los niños (no significa que estos derechos estén mal; todo lo contrario, asegura el rector).

“Los niños hoy están en el centro del mundo, son la prioridad en la sociedad. Y esto se revirtió en que ahora se cree que los niños siempre tienen la razón y que pueden hacer todo lo que quieran, que nunca se equivocan. Y eso no puede ser así”, argumenta.

La psicóloga clínica y de familia Claudia Jiménez añade otra razón y aclara que no se puede generalizar y decir que todos los padres tienden a actuar de esa manera. Jiménez asegura que en la actualidad, sí hay una tendencia a responsabilizar o entregar la responsabilidad al colegio.

Padres con problemas

“En el porcentaje en el que eso ocurre generalmente es porque el papá o la mamá está teniendo dificultades consigo mismo, más que todo por temas de seguridad personal, dificultad de afrontar responsabilidades, cargas más altas, (todo) asociado con niveles de intolerancia más altos, por crisis económica, entre otras causas. A veces tienen tanta responsabilidad encima que les cuesta asumir lo que pueda pasar con los niños”, dice la experta.

Esto representa un mal ejemplo para el menor en cuanto a la capacidad de asumir las responsabilidades. “El hijo puede empezar a manejar sus responsabilidades de la misma manera”, explica Jiménez.

Sin embargo, añade: “Lo más grave es que el hijo se da cuenta de que algo inadecuado pasa y no cuenta con el respaldo de su papá; eso afecta la autoestima del niño y la capacidad de afrontar problemas, y aumenta las posibilidades de comportamientos inadecuados o, incluso, de que hagan búsquedas que disminuyan su ansiedad en la droga o el licor”.

Si los padres no caen en cuenta de que sus hijos se equivocan, es difícil. Así que el primer paso que, según el psicólogo Luis Alberto Rengifo, se debe hacer es evaluar qué tipo de hijo tienen en la casa. “Eso solo lo saben los padres. Por ejemplo, cuando llegan las dificultades en el ámbito académico y lo cambian de colegio, y en el nuevo vuelven los problemas, los padres deben caer en cuenta de que algo está pasando”. Aunque, claro, lo ideal es darse cuenta antes.

Después de los 13 años se dificulta aún más la situación porque los menores están más propensos a las adicciones y la delincuencia. “Se debe estar atento al proceso educativo de los hijos en general”. Hay que identificar en qué puntos de la crianza cometieron equivocaciones los padres.

En general, hay dos dimensiones: hacen lo que no deben hacer y lo que no deben hacer lo hacen. “La inconsistencia es un error grave de crianza, se desautorizan, no hay una línea de mando para el niño, no hay reglas definidas; la otra, es sobreprotección, eso hace que no puedan afrontar las dificultades de vida, tiendan al suicidio, y otros comportamientos indebidos”, explica Rengifo.

Por su parte, el rector del Instituto Pedagógico, Alejandro Álvarez, asegura que en cuanto a la relación con los colegios, se debe generar una alianza escuela-familia en la cual se deje claro el rol de cada institución (familia y colegio) en cuanto a crianza y educación. “Los padres o acudientes tienen un rol, que es la crianza en valores desde las pautas familiares de acuerdo con las creencias; la escuela se encarga de educar, es decir, genera una intención pedagógica conducida para conseguir un propósito”. Esta alianza se debe basar en tres puntos: diferenciar roles, intercambiar experiencias y ganar confianza.

Fuente: http://www.eltiempo.com/vida/educacion/consejos-para-padres-que-no-aceptan-los-defectos-de-sus-hijos-97660 

EduPills: aprende desde tu móvil

miércoles, mayo 31, 2017
EduPills es una app de microformación para docentes, enfocada a que el profesorado adquiera y/o desarrolle habilidades, destrezas y competencias digitales de una forma sencilla y rápida.

- Píldoras educativas según competencias
- Microformación donde quiera que estés
- Comparte tus logros con el mundo
- Guarda tus píldoras educativas favoritas
Esta aplicación móvil ha sido desarrollada por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF), del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Gobierno de España.

Las píldoras educativas de microformación están categorizadas de acuerdo a las cinco Áreas del Marco de Competencia Digital Docente 2017 de INTEF: Información y alfabetización informacional, comunicación y colaboración, creación de contenidos digitales, seguridad y resolución de problemas.


Canva: diseño gráfico sorprendentemente fácil

domingo, abril 30, 2017
Canva es una herramienta realmente espectacular para diseñar y crear contenido web de todo tipo. Con Canva podemos crear carteles, afiches, infografías, documentos, tarjetas de visita, portadas de Facebook, gráficos, etc. de forma muy sencilla. Los diseños que ofrece Canva son elegantes y profesionales que recuerdan al estilo "vintage". Además de las plantillas y diseños de Canva, podemos subir imágenes, añadir texto y cambiar la organización de los elementos de las plantillas. Es una herramienta fantástica para desarrollar la creatividad de nuestros alumnos y la nuestra propia. Canva está en fase beta y es necesario pedir una invitación para utilizarla pero merece la pena esperar para conocer sus interesantes posibilidades.
Utilidades Didácticas
  • Presentación de trabajos donde el elemento visual sea importante: murales sobre temas de clase, presentaciones personales, comentarios y opiniones sobre fotografías, tarjetas e invitaciones, etc.
  • Crear folletos para anunciar eventos educativos de nuestro escuela o aula.
  • Crear documentos sobre los contenidos, portadas para los trabajos de clase, etc.
  • Crear imágenes y diseños para ilustrar las entradas de nuestro blog educativo. Elaborar Infografías educativas.
Video Tutorial

EDPuzzle: una herramienta genial para el aula invertida

domingo, marzo 26, 2017
EDpuzzle permite convertir cualquier video en tu propia lección educativa de una forma rápida e intuitiva. Un herramienta ideal para hacer funcionar la “flipped classroom” (aula invertida). Con EDpuzzle podemos cortar un video y quedarnos sólo con la parte que nos interesa. Además, podemos grabar nuestra propia voz encima del video. Por ejemplo, podemos añadir una breve introducción, para conectar con nuestra clase. Finalmente, si queremos saber si nuestros alumnos prestan atención, podemos añadir preguntas abiertas o con alternativas a lo largo del video; es decir, comprobar cuándo ha visto el estudiante el vídeo, cuánto tiempo ha dedicado a la tarea o verificar sus respuestas a los cuestionarios.


Aquí un ejemplo:




Video Tutorial:


SEGUIR @ INSTAGRAM

Sobre Nosotros

FORMANDOTEC

Somos una web educativa que ofrece una nueva forma de aprender a través de artículos, videos, documentales, conferencias, aplicaciones, libros y más.




Lo último...

recentposts

Te puede interesar...

randomposts