12 tips para el uso adecuado de WhatsApp de padres del colegio

domingo, agosto 06, 2017
Las aplicaciones de mensajería como WhatsApp se han convertido en la actualidad en una herramienta útil para la comunicación inmediata entre los padres del colegio, para estar informados de lo que acontece en la escuela y con sus hijos; reemplazando aquellas “conversaciones” que se daban en la puerta del colegio hace unos años atrás.

Los problemas surgen cuando la línea entre el uso y el abuso no es clara, generando malentendidos entre las familias e inclusive con los maestros y la propia escuela. Así pues, entre los principales problemas tenemos el sinnúmero de mensajes que se generan cuando un padre realiza algunas preguntas de índole particular: por ejemplo, ¿qué tarea dejaron en clase de comunicación?, ¿quién cogió el libro de mi hijo?, entre otras. Lo cual, sobreviene en una sobreprotección de los hijos o en un “linchamiento virtual” contra los profesores y la propia escuela, en un canal que no es el apropiado, y en el que definitivamente, no encontrarán una respuesta satisfactoria a sus reclamos.

Ante las situaciones mencionadas, algunos padres optan por salirse de los grupos asumiendo el riesgo de ser juzgados por sus pares; lo cual, debería llevarnos a la reflexión de que la forma en que nos relacionamos entre adultos es la forma en que se relacionarán los hijos. Por ello, la importancia de considerar las siguientes recomendaciones al momento de utilizar los grupos de WhatsApp de padres del colegio:

1. El tutor o responsable de aula debe asumir la administración del grupo de padres. Siempre es importante contar con una persona que dé prioridad a la formación de los estudiantes que a los intereses particulares (y a veces errados) de los padres. Además de su capacidad de orientar la comunicación entre los miembros del grupo.

2. Consultar primero antes de añadir una persona al grupo de Whatsapp. Hay personas que por distinto motivo pueden no querer estar en estos grupos; por ejemplo, porque están siempre al pendiente de sus hijos y no lo ven como algo necesario.

3. Evitar juzgar a quienes desean salirse del grupo. En ocasiones pueden existir razones para decidir salirse de los grupos, pero nunca es con el ánimo de ofender a los demás.

4. Utilizar el grupo para cuestiones que interesan a todos los estudiantes. Los asuntes particulares deben abordarse de forma personal a través de un mensaje privado.

5. Si se plantea una pregunta al grupo y la respuesta es solo para nosotros, se debe solicitar las respuestas por mensaje privado y así evitar que a una pregunta le sucedan unas 25 respuestas.

6. Utilizar siempre las palabras mágicas “Por favor” y “Gracias”. Las palabras escritas no muestran ni el rostro ni el tono de voz de quien las escribe y podrían ser mal interpretadas como si fuera una orden, por ejemplo.

7. Considerar que todos utilizamos la tecnología de distinta forma y ritmo. Algunas personas no tienden a responder de forma inmediata, ya sea porque consideran que la pregunta no es para ellos o porque revisan los mensajes una vez al día, o simplemente se encuentran ocupados en el momento en que se produjeron.

8. Evitemos las ironías y el uso excesivo de los emoticones. Las intencionalidades de las ironías no son siempre entendidas y es mejor no utilizarlas. Por otro lado, los emoticones son útiles para la información no verbal, pero no hay que abusar.

9. Evitemos escribir mensajes bajo estados emocionales. Si su hijo le ha contado algo que ha ocurrido con el profesor, con algún compañero o cualquier otra situación. Tómese el tiempo antes de escribir, recuerde que será leído por todos.

10. Los grupos de WhatsApp de padres no es el canal adecuado para dirigirse al colegio. Las quejas o reclamos frente a un estudiante del aula de su hijo (menor de edad), frente a un profesor, o sobre algún aspecto del servicio educativo; deben realizarse por los canales formales.

11. No enviar las fotos de alumnos por este medio. Las escuelas tienen la autorización para publicar las fotos de los estudiantes porque las familias lo autorizan al matricularlos. Una familia puede compartir las fotos de su hijo, pero no del hijo de los demás.

12. Si puede, no utilice grupos de Whatsapp para padres del colegio. Es mejor utilizar los canales de comunicación que genera la escuela; así evitamos discusiones innecesarias. Además, los estudiantes se sienten mejor cuando sus padres van al colegio y muestran una verdadera preocupación por ellos.


Lic. Fredd Tipismana

Fuentes:

  • http://www.abc.es/familia/educacion/abci-hacer-y-no-grupo-whatsapp-padres-colegio-201702282049_noticia.html
  • https://www.cantabriadmoda.com/2017/05/05/educalile-consejos-grupo-whatsapp-colegio/
  • https://www.guiainfantil.com/blog/educacion/escuela-colegio/7-grandes-errores-en-los-grupos-de-whatsapp-de-padres/


El nativo digital es un mito

miércoles, agosto 02, 2017
Lo hemos escuchado hasta el cansancio: Los nativos digitales son, por naturaleza, expertos en tecnología y tienen la habilidad de realizar múltiples tareas al mismo tiempo. Los nativos digitales, aquellos nacidos después de 1980, son conocidos como "nativos del lenguaje digital de las computadoras, los videojuegos y el Internet" (Prensky, 2001). 
El término "nativo digital" fue popularizado por el consultor de educación Marc Prensky en un ensayo publicado en el 2001 titulado "Digital Natives, Digital Immigrants" ("Nativos digitales, inmigrantes digitales"). En el ensayo, Prensky afirma que el declive de la educación americana contemporánea se debe a que los educadores no entienden las necesidades de los estudiantes modernos, quienes piensan y procesan la información de manera diferente. 
Debido a que las nuevas generaciones crecieron rodeadas de tecnología (usando computadoras, jugando videojuegos, usando teléfonos celulares, etcétera), Prensky concluye que "los estudiantes de hoy piensan y procesan la información fundamentalmente diferente de sus predecesores".
Pero de acuerdo a un reciente editorial de la revista Naturelos nativos digitales son un mito. El editorial presenta un análisis de un artículo académico publicado el mes pasado en la revista Teaching and Teacher Education, el artículo afirma que el nativo digital es un mito, "un yeti con un smartphone".
Los autores aseguran que no hay evidencia científica que sugiera que los nativos digitales son más expertos en tecnología o mejores al realizar multitareas que las generaciones anteriores. El documento presenta pruebas científicas que demuestran que una persona no es mejor en el manejo de la información y la tecnología simplemente porque nació en un mundo digital.
"Muchos miembros de las nuevas generaciones utilizan la tecnología de la misma manera que sus mayores: absorbiendo pasivamente la información", advierten los autores del artículo.
Algunas de las principales conclusiones del artículo son:
  • Los nativos digitales no existen.
  • Los jóvenes no pueden realizar múltiples tareas al mismo tiempo: Hacer múltiples tareas al mismo tiempo afecta negativamente su aprendizaje.
  • Los planes o diseños educativos planeados bajo la creencia de este mito obstaculizan el aprendizaje. 
Para el sector educativo las implicaciones de esta afirmación son enormes. El surgimiento de la idea del nativo digital se ha utilizado como una justificación para realizar cambios significativos de las políticas educativas. 
"La política educativa es particularmente vulnerable a los caprichos políticos, las modas y suposiciones no comprobadas", señala el editorial de Nature. "Desde eliminar la idea de la evolución para dar paso al creacionismo, a la creencia de los diferentes 'estilos de aprendizaje', generaciones enteras de niños son educados según dogma, no evidencia".
Con esta nueva evidencia, ¿qué otras implicaciones debemos considerar a partir de ahora? En el artículo los autores exponen una serie de posibles implicaciones y recomendaciones a seguir en este tema.
Mientras tanto, todos podemos aprender una lección: No caigamos en modas y suposiciones no probadas.

Fuente: https://observatorio.itesm.mx/edu-news/2017/7/31/el-nativo-digital-es-un-mito 

Screencast-O-Matic: crea videotutoriales de forma fácil y sencilla

jueves, julio 27, 2017
Screencast-O-Matic es un programa para la realización de videotutoriales de forma fácil y sencilla en ordenadores con sistema operativo Microsoft Windows. Con el cual podremos grabar todo nuestro escritorio o únicamente una zona de él.

Screencast-O-Matic tiene una versión gratuita que nos permitirá grabar hasta un máximo de 15 minutos por video, suficiente para la mayoría de videotutoriales, además la  nos permitirá subir el video a YouTube en formato HD o también exportar el archivo de video a formato MP4, AVI y FLV de una forma fácil y rápida.

Este programa además de grabar nuestro escritorio y nuestra voz, también podrá grabar nuestra cara a través de la webcam e incrustarlo directamente en el videotutorial, de esta forma podremos tener un mayor acercamiento a todos los usuarios que vean el vídeo.


INGER ENKVIST: 8 razones por las que hay que recuperar la disciplina y la autoridad en la escuela

sábado, julio 15, 2017
No es fácil encontrar una opinión como la de Inger Enkvist (Värmland, 1947). Mientras la mayoría de los gurús educativos abogan por terminar con las filas de pupitres, con los formatos de clase encorsetados y por dar más libertad a los alumnos dentro del aula, Enkvist, exasesora del Ministerio de Educación sueco, cree que hay que recuperar la disciplina y la autoridad de los docentes en las clases. “Los niños tienen que desarrollar hábitos sistemáticos de trabajo y para eso necesitan que un adulto les guíe. Aprender requiere esfuerzo y si se deja a los alumnos elegir, simplemente no sucede”.

1. La nueva pedagogía que reclama un papel más activo de los estudiantes promueve la antiescuela. Los colegios se crearon con el objetivo de que los alumnos aprendieran lo que la sociedad había decidido que era útil.  ¿Cuál es el propósito de la escuela si el estudiante decide lo que quiere hacer? Estas corrientes quieren enfatizar al máximo la libertad del alumno, cuando éste lo que necesita es una enseñanza sistemática y muy estructurada, sobre todo si tenemos en cuenta los problemas de distracción de los niños. Si no se aprende en Primaria a ser ordenado y a aceptar la autoridad del maestro, es difícil que se haga más tarde. El alumno no siempre va a estar motivado para aprender. Hace falta esfuerzo.

2. Creer que todos los niños quieren aprender es una idea romántica que viene de Rousseau; dar por hecho que el ser humano es inocente, bien intencionado y bueno. Un niño puede concentrarse en una tarea por iniciativa propia, pero normalmente será en el juego. Aprender a leer y escribir o matemáticas básicas requiere trabajo y nadie se siente llamado a dedicar un esfuerzo tan grande a asimilar una materia tan complicada. Se necesita apoyo, estímulos y algún tipo de recompensa, como la sonrisa de un profesor o la felicitación de los padres.

3. Lo que se debe recuperar de la escuela tradicional es que hay que tener claro que el profesor organiza el trabajo del aula. Si los alumnos planifican su propio trabajo se hace muy complicado que obtengan buenos resultados y eso desmotiva al profesor, que no quiere responsabilizarse de algo que no funciona. Estas metodologías están alejando de las aulas a los profesores más competentes. Ya no se considera beneficioso que el adulto transmita sus conocimientos a los alumnos y se fomenta que los jóvenes se interesen por las materias siguiendo su propio ritmo. En un ambiente así no es posible enseñar porque no existe la confianza necesaria en la figura del profesor. Vivir en lo inmediato sin exigencias es todo lo contrario a la buena educación.

4. El autoaprendizaje es la gran falacia de la nueva pedagogía. Los niños tienen que aprender contenidos, y no el llamado aprender a aprender. Solo con decir a los alumnos que tomen decisiones no van a saber hacerlo. Pongo un ejemplo. El Gobierno sueco ofrece cursos de formación para adultos y su desesperación llega cuando solo se apuntan ciudadanos con un perfil educativo alto. Les interesa y lo encuentran útil y por eso tienen ánimos para empezar. Si uno aprende un contenido, piensa que es capaz y que en el futuro podrá volver a hacerlo. ¿Quién es más adaptable y más flexible al perder un trabajo? El que ya tiene una base de conocimientos, el que cuenta con más recursos interiores y eso lo proporciona la educación. Cuanta más autodisciplina, más posibilidades tienes por delante y menos desesperado te sentirás ante una situación límite.

5. Desmerecer la utilidad de los exámenes es la visión de alguien que no sabe cómo funciona el mundo de los niños. En la vida adulta, todos tenemos fechas topes, momentos de entregar un texto y esto se aprende en la escuela. Con los exámenes el niño aprende a responsabilizarse y entiende que no presentarse a una prueba tiene consecuencias; no lo repetirán para él. Si no cumplimos con nuestras obligaciones en la vida adulta, pronto nos veremos descartados de los ambientes profesionales. Los exámenes ayudan a desarrollar hábitos sistemáticos de trabajo.

6. El colegio no es neutro, no todos van a aprender igual. En las aulas se dan unos desequilibrios enormes en un mismo grupo, puede haber hasta seis años de diferencia intelectual entre los alumnos. La escuela debería mantener a los niños con diferentes capacidades juntos hasta los once años y a partir de ahí ofrecer diferentes niveles para las asignaturas más complejas. En algunas escuelas públicas de Alemania se hace. Para los que no lo entiendan pongo un ejemplo. Imagina meter en una misma clase a 30 adultos con niveles socioculturales e intereses totalmente dispares y pretender que aprendan juntos. Eso es lo que estamos pidiendo a nuestros hijos. En menos de una semana habría una rebelión.

7. La escuela no mata la creatividad, para entenderlo, lo más sencillo es pensar en un músico de jazz. Parece que está improvisando, jugando. ¿Cómo puede hacerlo? Sabe 500 melodías de memoria y usa trozos de esas piezas de forma elegante. Lo ha repetido tantas veces que parece que lo hace sin esfuerzo. La teoría es necesaria para que surja la creatividad.

8. No todos los contenidos deben modernizarse. Una profesora española me contó que uno de sus alumnos le dijo en clase que para qué le serviría estudiar a Unamuno, que qué aplicación práctica podía tener. Necesitamos conocer la situación de nuestro país, saber de dónde venimos. Con Unamuno se aprende un modelo de reacción, que no tiene porqué adoptarse, pero conocerla te ayuda a elaborar tu propia forma de ver el mundo.

Aunque las ideas de Inger Enkvist pueden resultar controversiales en estos tiempos. No cabe duda de que debemos considerarlas en un contexto en el que tanta libertad dada a los estudiantes e incluso a las familias vienen dando algunos resultados negativos.

Adaptado de: https://economia.elpais.com/economia/2017/07/10/actualidad/1499687476_336740.html 

Buda explotó por vergüenza (Ver Película - Español)

lunes, julio 03, 2017
Bajo la estatua del Buda que destruyeron los talibanes aún viven miles de familias. Baktay, una niña afgana de seis años, es incitada a ir a la escuela por el hijo de sus vecinos, que lee los alfabetos frente a su cueva. El problema inicial es que Baktay no tiene cuaderno ni lápiz. Para el cuaderno debe buscarse la vida, como lápiz, decide llevar el pintalabios de su madre, lo que provoca que unos niños, que juegan a ser talibanes, decidan apedrearla. Los niños de la aldea juegan a la guerra con ramas que hacen pasar por fusiles y cometas que representan cazas de combate. Pero no todo es de de mentira: en este juego, las piedras son de verdad. Cuando atrapan a Baktay, ya tienen a otras tres niñas encerradas en una cueva. Los motivos para retenerlas varían entre que opinan que una niña no debería ir a la escuela o que las pequeñas tienen los ojos demasiado bonitos. Reflejan la sociedad violenta en que viven sus mayores.


SEGUIR @ INSTAGRAM

Sobre Nosotros

FORMANDOTEC

Somos una web educativa que ofrece una nueva forma de aprender a través de artículos, videos, documentales, conferencias, aplicaciones, libros y más.




Lo último...

recentposts

Te puede interesar...

randomposts