¿LA ESCUELA DE HOY, LA UNIVERSIDAD DEL MAÑANA?


Se acerca el inicio del año escolar y las ofertas educativas están a la orden del día. Pero ¿nos hemos puesto realmente a pensar que es lo que se ofrece? Hoy la oferta tiene un solo nombre: “Educación preuniversitaria”, denominación que está prohibida por el Ministerio de Educación y que el año pasado fue reiterado por el mismo mediante decreto supremo. Puesto que, el concepto de lo que significa la educación básica regular se desvirtúa con el concepto de formación pre-universitaria. Así la educación básica está orientada a la formación personal integral de niños y adolescentes en valores, conciencia cívica, en artes, deportes, etc., y no sólo en el aspecto académico; como ocurre en los ilegalmente llamados “Colegios Preuniversitarios”. Donde lo único que se ofrece es que el alumno sea capaz de enfrentarse a exámenes de admisión.

La pregunta es: ¿sólo necesitamos que los estudiantes sean capaces de resolver exámenes de admisión? ¿Este debe ser el único fin de la educación de hoy? Lo cierto es que la educación no debe vincularse sólo con los exámenes de ingreso a las universidades. Sino al desarrollo de habilidades, capacidades, competencias, actitudes y aptitudes que conjuntamente con los conocimientos adquiridos por los alumnos, se conviertan en las herramientas necesarias para que estos puedan desenvolverse adecuadamente en su formación profesional y posteriormente en la sociedad.

Ahora, ¿Por qué aparecen estos colegios preuniversitarios? La aparición de estas instituciones se debe a la precariedad de la educación básica estatal que no cumple cabalmente con la formación de los alumnos y que crea una gran brecha entre la escuela y la universidad. Entonces, ante la preocupación de los padres de familia que observan un futuro incierto para sus hijos, surge el “engaño” de la oferta de consorcios, asociaciones, corporaciones educativas como: TRILCE, PAMER, PITAGORAS y OTRAS; las cuales ofrecen la “educación preuniversitaria” como la educación que asegura el futuro de sus hijos a través de su preparación para la universidad (o mejor dicho para el ingreso a esta) a través de su programa académico que incluye exámenes de opción múltiple (tipo exámenes de admisión), simulacros cada mes, exámenes bimestrales, etc. Dejando de lado la formación personal del alumno que es tan importante como lo académico. Por ello, no es nada extraño ver anuncios publicitarios como “vive la universidad desde el colegio” o anuncios que promocionan a aquellos alumnos (seleccionados) que lograron el ingreso a la universidad. Asimismo, no es extraño ver a alumnos hacer preguntas como: ¿Para qué asisto al colegio si ya ingresé a la universidad?
El problema es serio, la educación se ha vuelto un negocio tan rentable donde la formación del niño o adolescente ha sido relegada y reemplazada por la oferta del ingreso a la universidad como solución a los problemas que persisten en nuestra sociedad. Por consiguiente, es importante que el Estado a través del Ministerio de Educación haga frente a esta situación con medidas que reorienten la dirección de la educación de hoy De lo contrario, estaremos frente a una total distorsión de la escuela, de su misión, de su importancia, y de su existencia misma.

Artículos relacionados:

  1. http://elcomercio.pe/noticia/371105/desde-proximo-ano-colegios-preuniversitarios-ya-no-podran-operar
  2. http://portal.educar.org/foros/los-colegios-pre-universitarios-en-el-peru
  3. http://www.elregionalpiura.com.pe/archivonoticias_2008/febrero_2008/febrero_04/opinion_abad04022008.htm
  4. http://alvarofelipe.com/2009/12/06/pamer-y-trilce-no-se-cansan-de-violar-la-ley/#more-3481

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sobre Nosotros

FORMANDOTEC

Somos una web educativa que ofrece una nueva forma de aprender a través de artículos, videos, documentales, conferencias, aplicaciones, libros y más.




Lo último...

recentposts

Te puede interesar...

randomposts