PLAN LECTOR ¿Una Verdadera Solución?

El Ministerio de Educación (MINEDU) viene aplicando en las escuelas el “Plan Lector”, su “remedio” a la “enfermedad” que padecemos todos los peruanos de no poder comprender lo que leemos; ya sea, por no tener hábitos de lectura, por no haber desarrollado las capacidades necesarias, etc.

Este “Plan Lector” establece que todo estudiante y profesor debe leer un libro por mes de forma obligatoria, fuera del horario de clase, en el mismo colegio, en la biblioteca o en el domicilio (según Resolución Ministerial Nº 0386-2006-ED). Y tiene como objetivo lo siguiente:

“..El objetivo central del Plan Lector es contribuir al desarrollo de la autonomía de los estudiantes para apropiarse de los métodos y medios que les permita desarrollar su comprensión lectora, procesar información en cualquier soporte, atribuirle significado, construir textos y comunicar resultados; en suma, gestionar su lectura personal hasta convertirla en una actividad permanente.”

Pero nos hemos puesto a pensar: ¿Se estarán cumpliendo verdaderamente los objetivos planteados por el susodicho plan? La realidad parece indicar que “el remedio es peor que la enfermedad”, puesto que la aplicación del llamado “Plan Lector” no es la adecuada debido a qué no está logrando los objetivos propuestos. Así tenemos, que en vez de desarrollar en el alumnado el interés por la lectura, está ocasionando “un rechazo” hacia esta actividad por parte de ellos, ya que, en vez de que lean textos de acuerdo a su edad y con temas atrayentes; se les sigue mandando a leer los “clásicos” (La Ilíada, La Odisea, Hamlet, Tradiciones Peruanas, Matalaché y tantos otros), que si bien son importantes, no permiten lograr los objetivos planteados líneas arriba. Por otro lado, tenemos también: la falta de ambientes y espacios adecuados; el acceso a los espacios es restringido debido a que muchos colegios hay dos turnos y si hay uno solo, únicamente funciona durante éste; falta de actividades que promuevan la lectura; las “evaluaciones” de los libros que originan en los estudiantes un sentimiento de “presión”; etc.

En conclusión, podríamos decir: el plan no es malo, pero requiere de una aplicación adecuada, es decir, que su realización cumpla con los parámetros establecidos y que haya una orientación y control de forma constante. Y porque no, una AUTOEVALUACIÓN que permita detectar las deficiencias y así poder corregirlas para no volver a repetirlas. El mismo que el MINEDU debe hacer público por ser interés nacional y para que así haya también un seguimiento por parte de la población. Sólo de esta manera lograremos que nuestro Perú mejore.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sobre Nosotros

FORMANDOTEC

Somos una web educativa que ofrece una nueva forma de aprender a través de artículos, videos, documentales, conferencias, aplicaciones, libros y más.




Lo último...

recentposts

Te puede interesar...

randomposts