Bienvenidos

Artículos

VIDEOS

PELÍCULAS

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

¿Por qué los docentes deben tener buena ortografía?

septiembre 17, 2019
Un escaso hábito lector o una deficiente formación ortográfica resaltan entre las primeras causas. Otras personas culpan a las redes sociales. Otros aluden a causas tan disímiles como la falta de atención, o la dislexia… Sin embargo, ninguna de esas razones explican que el fenómeno exista precisamente en los docentes.

Se podría afirmar que el problema radica en que los profesores no reciben suficiente formación (inicial) en gramática, ni en ortografía. O que en realidad no tienen una cultura lectora que mejore la forma en que nos enseñan el idioma materno. Lo cierto es que enseñar ortografía es fundamentalmente el dominio de ciertas reglas ortográficas, que al ser comunicadas fuera de contextos comunicativos (como afirma el Enfoque Comunicativo Textual) se aprenden superficialmente. (1)


El dominio razonable de la ortografía para el maestro


Un dominio razonable de la ortografía es como una buena presencia personal o unos buenos modales en la mesa: nos proporciona credibilidad, confianza y capacidad comunicativa. Asimismo, la falta de soltura en el manejo de las haches, las comas o las tildes nos resta poder no solo para transmitir nuestros propios mensajes sino para calibrar el alcance y las implicaciones ocultas de los que recibimos.

Estos factores se multiplican positiva o negativamente en el quehacer propio de cualquier educador y, muy especialmente, en el de un maestro. Un maestro que domina el arte de escribir, que sabe el modo de resolver con rapidez y eficacia las dudas lingüísticas con que se encuentra, que se siente consolidado en un edificio que construye diariamente con sus palabras habladas y escritas… ese es un maestro que transmitirá amor por el trabajo bien hecho, respeto por el esfuerzo humilde en pos de un perfeccionamiento sensato, aprecio hacia la comunidad lingüística en que se encuadra el discurso personal.

Sin embargo, un maestro que escribe mal sin saberlo es como el que enseña a disparar con una escopeta de feria pensando que tiene en sus manos un [fusil]. El primer afectado es el alumno, pero el segundo es el centro escolar: pocas cosas hay tan decepcionantes y desalentadoras para unos padres que descubrir faltas de ortografía en los comunicados dirigidos a ellos por el tutor de sus hijos. Con razón afirmaba un especialista en comercio digital que los errores ortográficos en su página web pueden costarle a una empresa unas pérdidas abrumadoras.

En el caso de los maestros, las pérdidas son en primer lugar para sus alumnos y, a largo plazo, para toda la sociedad, que sufre un deterioro irreparable en términos de confianza social, capacidad comunicativa y credibilidad.

Es cierto que hay quien llega a presidente del gobierno escribiendo cuatro puntos suspensivos como también hay quien vende póstumamente cuadros millonarios mientras en vida se dedicaba a cortarse la oreja. También hay rectores que escriben “vamos haver qué pasa con el 3+2”: hasta el mejor se equivoca.

No se trata de rasgarse las vestiduras hipócritamente. No todo el contenido de cualquier mensaje queda invalidado por contener una falta ortográfica. Más aún, bien utilizada puede ser una estrategia de promoción de marca. Del mismo modo, un buen maestro es capaz de romper a sabiendas una norma lingüística precisamente con una función pedagógica. Por ejemplo, para llamar la atención sobre lo ridículo de ciertas lagunas no solo ortográficas sino también gramaticales o léxicas. Es una buena oportunidad para enseñar deleitando.

Herramientas informáticas tan frecuentes como los correctores electrónicos, traductores automáticos o funciones del tipo 'autocompletar' han de utilizarse como lo que son: herramientas. Del mismo modo que, tras atropellar a un peatón, no parece que debamos echarle la culpa al GPS, tampoco deberíamos escudarnos en el consabido mantra “el word no me lo corrigió”, tan estimado por los analfabetos funcionales.


De ahí la importancia del maestro como modelo no solo en el conocimiento y aplicación de las reglas ortográficas sino como guía -en un mundo complejo y cambiante- en el uso de aquellas herramientas a las que se supone a nuestro servicio, no a la inversa. Es maestro en general el que tiene maestría, el que domina un determinado arte. Y por eso mismo es capaz de transmitirla. El que domina no se deja arrastrar por las realidades instrumentales como si estuvieran ahí fuera para subyugarle sino que, al contrario, las controla y las somete para que se pongan a su servicio. El maestro que domina razonablemente la ortografía será mucho más capaz de transmitir con naturalidad a sus alumnos dicho dominio y, de ese modo, capacitarlos para la tarea -nunca acabada pero siempre gratificante- de aumentar las capacidades expresivas y comunicativas. (2)

Fuentes:
  • Belmonte, M. (2015). El dominio razonable de la ortografía para el maestro. Retrieved 17 September 2019, from https://www.lavanguardia.com/vida/20150408/54429755062/dominio-razonable-ortografia-maestro.html+
  • PROFESORES CON FALTAS DE ORTOGRAFÍA ¿Y ahora que hacemos?. (2015). Retrieved 17 September 2019, from https://raulfeblesconde.blogspot.com/2015/10/profesores-con-faltas-de-ortografia-y.html



A los estudiantes que estudian música les va mejor en la escuela

agosto 10, 2019
Según un nuevo estudio publicado en el Journal of Educational Psychology, los estudiantes de secundaria que toman cursos de música obtienen calificaciones significativamente mejores en exámenes de matemáticas, ciencias e inglés que sus compañeros no musicales.

Los administradores escolares a menudo cancelan los cursos de música cuando necesitan recortar presupuestos, por la creencia general que los estudiantes que dedican tiempo a la música en lugar de las matemáticas, las ciencias y el inglés, tendrán un rendimiento inferior en esas disciplinas. Sin embargo, "nuestra investigación demostró que esta creencia era errónea y descubrió que cuanto más se involucran los estudiantes con la música, mejor les va en esas materias”, señala el profesor de educación de la University of British Columbia (UBC) y el investigador principal del estudio, Peter Gouzouasis. "Los estudiantes que aprendieron a tocar un instrumento musical en la primaria y continuaron tocando en la escuela secundaria no solo obtuvieron puntajes significativamente más altos, sino que estuvieron aproximadamente un año académico por delante de sus compañeros que no son músicos con respecto a sus habilidades en inglés, matemáticas y ciencias, según lo medido por sus notas de examen, independientemente de su origen socioeconómico, etnia, aprendizaje previo en matemáticas e inglés y género ".

Gouzouasis y su equipo examinaron los datos de todos los estudiantes de las escuelas públicas de British Columbia que finalizaron el grado 12 entre 2012 y 2015. La muestra de datos, compuesta por más de 112,000 estudiantes, incluyó a aquellos que completaron al menos un examen estandarizado de matemáticas y ciencias. e inglés, y para quienes los investigadores tenían información demográfica apropiada, incluyendo género, etnia, condición socioeconómica del vecindario y aprendizaje previo en habilidades de cálculo y alfabetización. Los estudiantes que estudiaron al menos un curso de música instrumental en el plan de estudios regular contaban como estudiantes que tomaban música. Los cursos de música que califican son cursos que requieren experiencia previa en música instrumental e incluyen banda de concierto, piano conservatorio, orquesta, banda de jazz, coro de concierto y jazz vocal.

Los investigadores encontraron que las relaciones predictivas entre la educación musical y el rendimiento académico fueron más pronunciadas para aquellos que tomaron música instrumental en lugar de música vocal. Los hallazgos sugieren que las habilidades aprendidas en la música instrumental se transfieren de manera muy amplia al aprendizaje de los estudiantes en la escuela.

"Aprender a tocar un instrumento musical y tocar en un conjunto es muy exigente", dice el co-investigador del estudio Martin Guhn, profesor asistente en la escuela de población y salud pública de la UBC. "Un estudiante tiene que aprender a leer la notación musical, desarrollar la coordinación ojo-mano-mente, desarrollar habilidades de escucha entusiastas, desarrollar habilidades de equipo para tocar en conjunto y desarrollar disciplina para practicar. Todas esas experiencias de aprendizaje y más, juegan un papel importante en mejorar las capacidades cognitivas del alumno, las funciones ejecutivas, la motivación para aprender en la escuela y la autoeficacia ".

Los investigadores esperan que sus hallazgos llamen la atención de los estudiantes, padres, maestros y quienes toman las decisiones administrativas en educación, ya que muchos distritos escolares a lo largo de los años han enfatizado la aritmética y la alfabetización a costa de otras áreas de aprendizaje, particularmente la música.

"A menudo, los recursos para la educación musical, incluida la contratación de educadores de música especializados y capacitados, y los instrumentos de cuerda y banda, se recortan o no están disponibles en las escuelas primarias y secundarias para que puedan enfocarse en matemáticas, ciencias e inglés". Gouzouasis "La ironía es que la educación musical (varios años de aprendizaje instrumental de alta calidad y tocar en una banda u orquesta o cantar en un coro a un nivel avanzado) puede ser lo que mejora el rendimiento académico integral y una manera ideal de que los estudiantes aprendan de forma más integral en las escuelas ".

Traducido por: Fredd Tipismana


Fuente: 

Music students do better in school than non-musical peers. (2019). Retrieved 10 August 2019, from https://www.sciencedaily.com/releases/2019/06/190624111504.htm

El club de los cinco (Ver Película - Español Latino)

julio 17, 2019
Andrew, John, Allison, Brian y Claire son cinco estudiantes del instituto Shermer con intereses distintos y muy diferentes entre sí que coinciden por casualidad cuando son castigados a pasar el sábado encerrados en la biblioteca durante 8 aburridas horas sin nada que hacer aparte de escribir una absurda redacción encargada por el director. A primera hora ninguno tiene nada que decirse, pero a medida que pasa el tiempo sus posiciones se van acercando y terminarán abriéndose los unos a los otros, compartiendo todo acerca de sus miedos, secretos, problemas y lo más profundo de sus emociones. Pese a los distantes estereotipos de instituto que cada uno creía representar (un atleta, un cerebro, un caso clínico, una princesa y un criminal), no tardarán en descubrir que comparten mucho más de lo que pensaban en un primer momento.

¿Qué hemos hecho para reformar la Educación en el Perú desde hace más de 40 años?

junio 29, 2019

A más de cuarenta años de los planteamientos de Augusto Salazar Bondy; un pensador comprometido con su tiempo y con los problemas humanos, sus ideas sobre la educación que traslucen o revelan su inquietud filosófica por resolver las necesidades educativas de la sociedad peruana; hoy siguen vigentes y nos invitan a preguntarnos ¿Qué hemos hecho para reformar la Educación en nuestro país? ¿Qué estamos haciendo? ¿Qué podemos hacer?

La reforma educativa

Augusto Salazar Bondy, nos plantea que uno de las causas de la situación de le Educación en el país es la situación socioeconómica que tiene un carácter concentrador-marginador, que mantiene el desbalance social y frena la posibilidad de la población menos favorecida alcanzar altos niveles de desarrollo.  A partir de ello, toda reforma educativa debe considerar como rasgos fundamentales lo siguientes:

- El trabajo como fuente de humanidad y de sociedad; es decir, la educación debe girar en torno al trabajo como medio para la formación del hombre como parte de un contexto social, en el cual es libre de expresarse y de contribuir a su transformación.

- Tres normas pedagógicas fundamentales: la crítica, capacidad de análisis objetivo y reflexión sobre su realidad a partir de lo cual genera conocimiento; la creación, capacidad de expresar su propia interioridad y contribuir al cambio social, y la cooperación, pues el cambio social no se produce de forma individual sino a partir de la participación de todos los agentes sociales.

- Tres relaciones con la realidad: por la crítica, el hombre se introduce racionalmente a la sociedad; por la creación, se convierte en agente de cambio, y por la cooperación, se vincula con su comunidad.

- Libertad de educación y la desescolarización, entendiendo que la formación humana se desarrolla no solo en la escuela, sino también desde distintos espacios de la sociedad. 
La comunidad debe hacerse cargo de la Educación, y sus graduandos deben involucrarse en un primer momento de las zonas más vulnerables.
Educación y sociedad

La situación de nuestro país dentro de una cultura de dominación es innegable. El planteamiento de una educación desvinculada del contexto histórico-social no responde a su verdadero significado. No obstante, nuestra sociedad controlada por quienes concentran el poder y cuyas decisiones están sujetas a intereses de pocos, y no de las grandes masas que conforman nuestro país y que son los menos favorecidos; presenta una educación alienante que se ha reducido a lo largo de los años a un carácter adaptativo, repetitivo y meramente instruccional.

Para Salazar Bondy, el sentido de la educación es el cambio, en sí mismo y en su entorno social. Es el paso de un estado a otro; donde se suplen las carencias en busca de la plenitud. En ese sentido, debe permitir la autoformación; la capacidad de decidir libremente su conducta, de crearse y recrearse a sí mismo indefinidamente contribuyendo al cambio social. No obstante, siempre habrá un peligroso elemento de imposición externa. Es allí, donde quienes ocupan los cargos de poder en nuestro país encuentran el medio para ejercer control y manipulación; donde el grupo con mayor influencia mundial encuentra el medio para su perduración.

La educación y política están íntimamente vinculadas, por ello la vinculación del educando con su realidad es fundamental para generar un verdadero cambio social. Si aislamos la educación de lo social, estamos actuando políticamente a favor de la clase dominante y con ello estamos produciendo la pérdida o el debilitamiento del ser personal, de su libertad.

Propuestas de mejora

Aunque la situación educativa nacional actual no dista mucho de la de los años 70; a pesar de los grandes esfuerzos puestos de por medio; resulta gratificante, por el contrario, constatar que cada vez están surgiendo más escuelas alternativas con miras hacia una Educación progresista y liberadora como se señalan en los planteamientos de Augusto Salazar Bondy. En ese sentido, a continuación se proponen algunos aspectos de mejora en el desarrollo de toda propuesta educativa.
  • Generar espacios de comunicación de la propuesta educativa a la comunidad; puesto que, resulta indispensable que las familias comprendan que la Educación va más allá de lo cognoscitivo y de preparar al estudiante para rendir un examen de admisión a una universidad.
  • Usar los espacios de la escuela como medios para transmitir y reafirmar los principios sobre los cuales se sustenta la Educación progresista y liberadora que se busca.
  • Asignarle el espacio e importancia a las acciones de tutoría o crear espacios para afianzar el desarrollo del pensamiento crítico en nuestros estudiantes y que conlleve a acciones de cambio social.
  • Desarrollar estrategias para erradicar los rezagos de una disciplina basada en el autoritarismo y la obediencia irrestricta.
  • Convertir a nuestros graduados en agentes educativos con los estudiantes menores y que vuelvan a la escuela a compartir lo aprendido.
  • Abrir la escuela a la comunidad como espacio de fomento de la ciencia y el arte.

Mg. Fredd Tipismana



Fuente:

Salazar Bondy, A. (1975). La educación del hombre nuevo : la reforma educativa peruana. Buenos Aires: Paidos.






Smash: la alternativa a Wetransfer gratis, sin límite de tamaño y publicidad

junio 02, 2019
Smash es una herramienta que surge como alternativa a servicios como Wetransfer, y una de sus principales ventajas es que en la versión gratuita no existe un límite de archivo. Además, presumen de ser una plataforma libre de publicidad.
El funcionamiento no puede ser más sencillo. Una vez que entremos en la página web simplemente tendremos que arrastrar el archivo o archivos que queramos enviar. En este caso, se parece bastante a Wetransfer.
En la parte izquierda aparecen los archivos que hemos adjuntado, mientras que en el panel de la derecha podemos especificar a qué email queremos enviarlo, establecer un título, añadir tu correo electrónico e incluso crear una URL personalizada.
Nos dan la opción de enviarlo mediante un enlace o email. Además, en la parte inferior podemos indicar el número de días que queremos que esté disponible (un máximo de 7 en la versión gratuita), desactivar la vista previa, agregar una contraseña y también personalizar el diseño de la página.

Mamá, quiero ser influencer: la aspiración de adolescentes y jóvenes

mayo 03, 2019

¿Qué es un influencer? Este término que se emplea cada vez con más frecuencia en los medios de comunicación, no forma parte del diccionario que elabora la Real Academia Española (RAE). No obstante, se denomina influencer a una personalidad pública que se hizo famosa a través de Internet y que encuentra en el ámbito digital su principal ámbito de influencia. Se trata de personas con miles o millones de seguidores en las redes sociales. Por lo consiguiente, es alguien capaz de viralizar contenidos: es decir, de multiplicar la difusión y la propagación de videos, imágenes, etc. Además, incide en las decisiones de consumo de sus seguidores, marcando tendencia.

Convertirse en influencer es una aspiración real para muchos jóvenes (y también para los adolescentes). Esta es una de las principales conclusiones del estudio Ron Brugal «Mamá, quiero ser influencer», que pretende conocer mejor cuáles son las motivaciones de los jóvenes, si realmente viven de la manera que más les gustaría, y cuál es el papel que juegan los influencers en su vida.

La encuesta sociológica, realizada a más de 800 españoles de entre 18 y 35 años, refleja el descontento general de estos, especialmente los de la generación Z (18-23) con su situación actual, con su profesión o incluso con lo que estudian (52%). Se debaten entre lo que querrían hacer (viajar, conocer gente, vivir experiencias nuevas y únicas) y lo que «deben hacer». Pasan buena parte de su tiempo en redes sociales (dos horas o más en casi el 50% de los casos), siguiendo a influencers, viendo sus vidas de ensueño, comprobando que aquellos a los que admiran sí pueden vivir de sus hobbies y cobrar por hacer lo que más les gusta.

Un 58% de los jóvenes españoles está trabajando actualmente (empleo o prácticas) pero el 40% no lo hace en lo que le gusta. Tampoco los estudiantes (un 24%) están demasiado contentos con su situación o con la carrera que han elegido: un 25% afirma que no está estudiando lo que le apetecería. Se ven atrapados entre aquello que «deben hacer» y aquello que «les gustaría hacer». Y es un tema que realmente les preocupa… el 62% se ha planteado alguna vez dedicarse a otra cosa y el 24% afirma que «es algo en lo que pienso todo el tiempo». En este sentido, es el tramo más joven (generación Z, entre los 18 y los 23 años) el más descontento con su vida.

Quieren vivir experiencias nuevas: viajar y conocer sitios (77%), probar bares y restaurantes (65%), curiosear sobre tecnología y gadgets (42%), hacer fotos y editarlas (41%), conocer gente (39%) …disfrutar de la vida y tener vivencias de diferente tipo que les enriquezcan. Por ello, no es de extrañar que les atraiga la idea de convertirse en influencer.

Las profesiones más aspiracionales para ellos son la de actor/actriz (48%), músico/a (45%) y deportista (36%), colándose en el ranking de las profesiones más deseadas la de influencer: 1 de cada 4 jóvenes cree que es una de las profesiones más top del momento, a lo que se suma el hecho de que en las anteriores -actor, músico, deportista- el ser (además) influencer suele ser habitual.

Lógicamente la edad influye y son los más jóvenes los que se ven más atraídos por esta profesión. En ese sentido, como docentes (y padres), surge la necesidad de preguntarnos ¿En qué medida esto es positivo? ¿Existen aspectos negativos a considerar? ¿Qué acciones debemos tomar desde la escuela o el hogar frente a esta realidad?

Los datos estadísticos, que ha arrojado el estudio en mención, nos invitan a reflexionar sobre el tema. Muchos jóvenes y adolescentes anhelan convertirse en influencers, solo basta con darse una vuelta por lo que publican a través de sus redes sociales (especialmente Instagram o Youtube) para comprobarlo. No obstante, cabe preguntarse qué se está comprendiendo por ello; ya que, así como existen influencers que promueven acciones positivas ligadas al deporte, la salud, el activismo social, etc., también hay quienes cuyo contenido es superficial e inclusive perjudicial, porque contribuye a la “distorsión” de la identidad de la persona entre lo que es en realidad y lo que quiere ser en las redes.

Otro aspecto a considerar, es la importancia de la distinción entre lo público y lo privado, cuya línea divisora parece ser casi inexistente entre muchos adolescentes y jóvenes; para quienes el precio a pagar por la popularidad (falta de privacidad, pérdida del anonimato, exposición pública permanente, someterse a críticas negativas o sacrificar parte del tiempo de ocio personal) resulta insignificante frente a las satisfacciones que consiguen. Así, para el 69% de los jóvenes, lo mejor de ser influencer es poder ganarse la vida haciendo lo que más le gusta, poder vivir de su hobby, viajar gratis, probar productos de diferentes marcas o ir a festivales o eventos musicales. Por otro lado, reconocen las cualidades que deben cultivar, entre ellas comunicar, transmitir confianza, inspirar credibilidad, ser creativos, cercanos y estar comprometidos con sus seguidores.

La importancia que ha cobrado el hecho de convertirse en influencer para los adolescentes y jóvenes, debe llamarnos (a los adultos) a replantearnos sobre qué oportunidades les estamos brindando para crecer, desarrollarse y sobre todo vivir; pues en nuestro afán de querer brindarles opciones “económicamente seguras”, dejamos de lado sus intereses y aspiraciones, inclusive podríamos decir que estamos contribuyendo con la frustración, depresión y demás problemas que hoy agobian a nuestra sociedad.

Como escuela y familia debemos generar espacios de debate y discusión sobre este tema, no podemos ser ajenas a esta realidad. Así también, debemos avivar el fuego de la pasión, la motivación, la creatividad… de adolescentes y jóvenes. Debemos comprender que el mundo de ellos cambia constantemente, y el nuestro también, aunque no lo queramos ver. No obstante, la orientación es necesaria. Tenemos que empujarlos a perseguir sus sueños, aunque implique seguir nuevos caminos; pero, también debemos prepararlos para hacer frente al fracaso, ya que no todos lograrán vencer al sistema. Si bien no todos serán influencers en las redes, podemos ayudarlos a ser influencers en la realidad, influencers de verdad. Solo hay que enseñarles el(los) camino(s).

Mg. Fredd Tipismana


Fuentes:






EDUCALINGO: El diccionario para gente curiosa

abril 30, 2019
Educalingo es una aplicación web que busca fomentar el conocimiento de los distintos idiomas de una forma amena y con un enfoque novedoso al diccionario tradicional. Si bien Educalingo es una potente herramienta de búsqueda de definiciones y sinónimos, ha optado por un diseño divertido, más intuitivo y acompañado de multitud de gráficos e imágenes. Con Educalingo cualquier palabra del diccionario es también una buena excusa para conocer noticias relacionadas, citas y refranes populares, o explorar extractos de libros para ampliar el entendimiento.

Las tendencias de búsqueda de cada palabra son un indicador de las inquietudes de la sociedad actual. Las traducciones complementadas con mapas nos ayudarán a conocer un poco mejor los diferentes idiomas del planeta (20).




 




 
Copyright © FORMANDOTEC. Publicado por BTemplates Diseñado por OddThemes